9 personas en la causa del presunto fraude con planes Red Sol

La Justicia de Ushuaia indagó a otras nueve personas en la causa judicial que investiga el presunto cobro fraudulento de planes Red Sol, aunque se trataría de gente que actuó de buena fe y podría ser desvinculada del caso en las próximas semanas, explicaron fuentes judiciales allegadas al caso.

La investigación que está en manos del juez de instrucción Javier De Gamas Soler comenzó por una denuncia realizada por el propio gobierno provincial, a raíz de un alerta efectuado previamente por funcionarios del Banco de Tierra del Fuego.

La entidad bancaria detectó, a través del área de Supervisión de Cajas de la sucursal Ushuaia, que una misma persona identificada como Néstor Segovia, había cobrado ocho planes Red Sol correspondientes a la liquidación de julio de 2016.

Si bien el cobrador contaba con autorizaciones legales, el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Paula Gargiulo, constató que varios de los beneficiarios no percibían el plan desde hacía varios meses.

El Gobierno también advirtió que todas las autorizaciones presentadas por Segovia habían sido fiscalizadas o directamente suscriptas por la Directora General de Planificación Estratégica y Operativa del Ministerio, Ayelén Golovca, que además es la sobrina de Segovia.

La hipótesis judicial, luego de la recolección de pruebas realizadas en allanamientos, la documentación requerida al Gobierno y los testimonios brindados en la causa, es que Golovca manejaba la información acerca de los beneficiarios de planes que, por distintos motivos, dejaban de percibir el subsidio, y omitía darlos de baja del listado que después daba lugar a las liquidaciones mensuales del beneficio.
El acto siguiente que se investiga es si después de ello, se suscribían las autorizaciones para que Segovia cobrara el dinero en el banco.

La Justicia ya demostró que Segovia cobró al menos los planes de 50 personas, aunque no se sabe todavía durante cuánto tiempo.

Tanto el hombre como la mujer fueron indagados en noviembre del año pasado, y se les fijaron reglas de conducta como fijar domicilio y comunicar cualquier variación a la autoridad judicial, comparecer a todas las citaciones, presentarse todos los sábados en la Comisaría Primera de Ushuaia y no salir de la provincia mientras dura el proceso, bajo apercibimiento de quedar detenidos.

Sin embargo, los investigadores también detectaron que otras personas, además de Segovia, se presentaron a cobrar planes pertenecientes a beneficiarios que ya no percibían la ayuda desde hacía tiempo.

Si bien fueron llamados a indagatoria, para que expliquen la situación, lo ocurrido sería una consecuencia de la maniobra principal.

Es que al parecer sucedía que Segovia (con autorización de Golovca) cobraba planes de personas que, en algunos casos, se presentaban luego a reclamar el beneficio. Entonces lo que hacía la funcionaria era otorgarles una autorización para que fuesen al banco a percibir el plan de otro beneficiario, que ya no lo cobraba.

Si ello se demuestra, los nueve indagados serían también víctimas de la maniobra orquestada desde Desarrollo Social y quedarían excluidos de la investigación, dijeron las fuentes consultadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.