Comitiva de búsqueda del jinete Oscar Andersen retornó a Tolhuin sin novedades del joven

El comisario y encargado de la búsqueda a pie del jinete Oscar Andersen regreso de la zona de busqueda, recordemos que Oscar cruzaba a caballo el río Bueno y fue visto por última vez el pasado 29 de mayo, el joven desapareció tras haber sido arrastrado por la corriente: “Es un terreno muy hostil y tuvimos varias complicaciones, por ahora la búsqueda continúa sin novedades”, señaló el comisario Darío Rodríguez, quien retornó a Tolhuin junto a los hombres de la fuerza que habían sido destinados a tal misión.

“Esta es una misión de búsqueda que me puso a cargo el jefe de policía y me hice cargo con siete efectivos más, de Gendarmería y personal de Tolhuin. El personal hizo un excelente trabajo al acompañarme, hemos realizado la búsqueda a pie sin novedades. También entendemos que hay un oficio para que se sume gente del batallón”, señaló.

Y agregó: “Si bien hay huellas de cuatri, hay gente que va a caballo, es un lugar desconocido. A pie no se había hecho. El clima no acompañó, el terreno tampoco. Nos agarró la lluvia y hay muchos turbales, en algunos nos enterramos hasta la cintura”.

“Prácticamente no teníamos luz natural, en una de las oportunidades fuimos encerrados por la marea, dejamos algunos equipos y nos pusimos a resguardo, cuando bajó la marea, volvimos por los equipos” detalló el comisario.
. Tuvimos que dejar parte del equipo para resguardarnos y no sufrir daños físicos.

“Tengo entendido que irá personal del Batallón, habría un oficio, pero lo maneja la Justicia”, explicó Rodríguez, respecto de la continuidad de la labor de búsqueda, que por estos tiempos, se complicó aún más, debido a las condiciones climáticas. “A pie no se había hecho, es un trabajo muy intenso, el clima no nos acompañó, mucha lluvia, muchos turbales, a esta altura del año tenemos que usar la luz del día, casi no la tenemos y también las
mareas” son un factor que jugó en contra del trabajo.

Sobre los lugares en los que se realizó el rastrillaje , Rodríguez indicó: “La primer noche nos alojamos en el puesto La Chaira. La segunda noche hubo lluvia y aguanieve, acampamos en el río Rodas, hicimos fuego con lo que pudimos y al tercer día llegamos al puesto El Bueno, allí, el encargado nos permitió alojarnos en un galpón, donde nos resguardamos del viento” pero no del frío, detallando parte de la experiencia, que lamentablemente no dio los resultados esperados, que era dar con el joven Oscar Andersen.

Por último, el comisario Rodríguez do: “La familia sigue en el lugar, nosotros nos replegamos porque se terminaba el racionamiento. Tengo entendido que próximamente saldría otra comisión y el paradero todavía continúa”.

No está permitido copiar nuestro contenido.