Conductor ebrio provocó una tragedia en Río Grande

Fue en la tranquila mañana del domingo en que una camioneta Ford arrolló a dos automóviles en el cruce de ruta 3 y calle Córdoba.

Aparentemente infringió la luz del semáforo impactando a un Palio cuyo conductor falleció en el hospital, chocando asimismo a un Suran que esperaba el semáforo en la mano contraria, cuyo conductor fue hospitalizado.

El conductor de la camioneta estaba ebrio y se presume que fue quien cruzó en rojo. El chofer del Palio fue rescatado por los bomberos, pero las graves lesiones solo le valieron unos minutos de sobrevida en la guardia hospitalaria.

El rodado Fiat Palio era conducido por José Domingo Cornalo de 59 años quien circulaba por calle 20 de Junio y tomó el acceso para ingresar a la calle Córdoba del barrio Mutual.


En esa maniobra fue violentamente impactado por una camioneta Ford al mando de Adrián Páez de 41 años, un hombre oriundo de Río Turbio, el cual chocó de lleno sobre el lateral del Palio al que arrastró y desplazó más de 40 metros.


La carrera de la camioneta terminó contra un Volkswagen Suran que estaba estacionado en la mano contraria, esperando la luz del semáforo, lo que da cuenta que posiblemente la camioneta habría cruzado el semáforo en rojo, cuestión aún por establecer con cámaras de seguridad de la zona.


Personal policial llegó al lugar, con bomberos y agentes sanitarios que trasladaron en primer término al conductor de la camioneta, Páez, y al conductor del Suran, identificado como Raúl Eduardo Toledo de 35 años, quien presentaba lesiones de diversa consideración, al recibir el impacto sobre su lateral.

Saldo trágico


El conductor del Palio, fue extraído del maltrecho habitáculo por los bomberos, que lo inmovilizaron para su traslado, constatando que presentaba severas lesiones cervicales. 


Finalmente una vez ingresado a la sala de guardia del hospital, se constató la fractura de cuello que terminó con su fallecimiento a poco de ingresar en el nosocomio.


Allí en el nosocomio se verificó que los otros dos conductores no presentaban lesiones de gravedad, pero Páez dio positivo el test de alcoholemia en 1,44 por lo que el juez de turno ordenó su detención a primera hora de la tarde del domingo.


El conductor será indagado hoy en tribunales.