Dictan el procesamiento y detención preventiva de los turistas acusados de clonar tarjetas de crédito

El Juez de Instrucción N° 3 del Distrito Judicial Sur, Dr. Federico Vidal procesó con prisión preventiva a Plamen Stoyanov Petrov de nacionalidad búlgara y a Bárbara Alejandrina Borges Pantoja de Venezuela, quienes ingresaron a la ciudad como turistas en el mes de septiembre y están acusados de clonar tarjetas de crédito.

Fueron imputados como coautores del delito de estafas mediante el uso de tarjetas de crédito clonadas, en 21 oportunidades en comercios de la ciudad de Ushuaia, en 16 de ellas lograron cometer el ilícito y en 5 hubo tentativa de estafas.

Como parte de la investigación el magistrado ordenó la semana pasada realizar un allanamiento en una vivienda, ubicada en la localidad de Ezeiza, provincia de Buenos Aires, en la que se hallaron elementos de importancia para la causa.

Según explicó el Juez Vidal, los elementos encontrados fueron enviados para ser sometidos a pericias, razón por la cual la investigación no se cerró.

Antes de partir

El 14 de septiembre, luego de ser aprehendidos antes de su partida de Ushuaia, los imputados habían sido indagados tras el alerta recibido por parte de los damnificados. En ese momento el hombre, en uso de su derecho se negó a declarar y la mujer accedió, pero negó haber cometido algún delito.

Tras la indagatoria, el magistrado resolvió mantener la detención de los imputados, ante el posible riesgo de fuga y por no tener arraigo en la ciudad.

En ese momento, el fiscal Daniel Curtale requirió investigar luego que se denunciara que hubo aproximadamente 20 operaciones comerciales que damnificaron en los últimos días a distintas empresas y comercios de Ushuaia, entre las intentadas y realizadas, con tarjetas de crédito qué podrían ser apócrifas.

Según informó el fiscal, varias de las compras “serían por importe mediano o alto y tendrían que ver con productos o servicios relacionados con actividades invernales”.

Curtale precisó en su informe que la sospecha se centra debido a que, “por la naturaleza y particular modalidad de las operatorias, así como el tipo de falsificación, aludiría a ilícitos que requieren un nivel de conocimiento especial”.

La fiscalía realizó las respectivas imputaciones con las primeras informaciones policiales, sin perjuicio de evaluar el caso más detenidamente con la mayor información que se vaya colectando a fin de precisar o ampliar el objeto procesal a investigar.