El bloque de Concejales Forja repudia la presencia del Jefe del Comando Sur de la Marina de los Estados Unidos

El bloque de Concejales Forja-Todos del Municipio de Río Grande repudia la presencia en la ciudad de Ushuaia, del Jefe del Comando Sur de la Marina de los Estados Unidos, Almirante Craig Stephen Faller, alto miembro del Departamento de Defensa de la potencia imperialista, socia de los usurpadores británicos.

 

Una semana después del 2 de abril y cuando aún resuenan los reclamos por la presencia de un submarino nuclear de los EE.UU en el Atlántico Sur, realizando ejercicios conjuntos con unidades navales del Reino Unido posicionadas en nuestras Islas australes y ejerciendo una  acción totalmente contraria a las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas, aterriza en Ushuaia capital de Malvinas, el Jefe supremo de ese submarino y de toda la flota norteamericana para el hemisferio sur.

 

La visita del militar estadounidense y la recepción oficial del municipio nos trae a la memoria el retorno de las relaciones carnales a las que accedió el Gobierno de Mauricio Macri a partir de 2016 en complicidad con la gestión provincial de la por entonces gobernadora Rosana Bertone, que desembocó en una retracción en la defensa de la soberanía argentina, de los territorios fueguinos usurpados.

 

Nos resulta imposible naturalizar que 7 días después del 39 aniversario del “Día del Veterano y de los Caídos en Malvinas” las autoridades municipales de Ushuaia hayan prestado complicidad a los juegos de la política global estadounidense, los cuales no solo fueron actores fundamentales para que Gran Bretaña ganara la guerra de 1982, sino que en la actualidad, son los principales quienes juntos a los usurpadores de Malvinas, realizan ejercicios militares con armamento, aviones y buques con capacidad de destrucción nuclear. Hechos que nos pone en los extremos opuestos de lograr una recuperación de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por vía diplomática y en paz.

 

Por el contrario, estos gestos hacia esta potencia, socia histórica y estratégica del Reino Unido, es más que el encandilamiento ante los espejitos de colores, ofrecidos a cambio de nuestros recursos naturales explotados ilegalmente en el Atlántico Sur, y por el dominio estratégico sobre todo 1.7 millones de kilómetros cuadrados del territorio de Tierra del Fuego.

Las meras declamaciones sobre nuestra soberanía, deben quedar desterradas. El anticolonialismo debe ser nuestro imperativo ético. Adherimos en todo lo expresado por el Gobernador de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur, profesor Gustavo Melella, reafirmando la predisposición para avanzar de manera multilateral, pero con la condición de hacerlo con aquellos países que apoyan nuestros legítimos derechos sobre las Islas Malvinas, y no con aquellos que sean funcionales a las políticas colonialistas.

Las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, son y serán argentinas”.