El ingeniero Mario Ferreyra destacó la figura de la Dra. Mariel Borruto

El ingeniero Mario Ferreyra, decano de la Facultad Regional Tierra del Fuego de la Universidad Tecnológica Nacional, participó del acto que se llevó adelante en el Centro Cultural Yaganes por la jura de la Dra. Mariel Borruto como jueza Federal del Juzgado de Primera Instancia de Río Grande.En diálogo con Prensa Universitaria, el Ingeniero señaló que “desde la Universidad Tecnológica estamos muy contentos por cuanto la Dra. Borruto es una intelectual brillante autora de un libro que es prácticamente el Best Seller de la Universidad que trata sobre la Ley 19640 y esto nos llena de satisfacción y nos empuja a trabajar todavía un poco más para seguir creciendo y brindándole a la sociedad de Tierra del Fuego, y a la de Río Grande en particular, todas las oportunidades de potenciar a aquellos que se destacan por su honestidad intelectual, honestidad como persona y por sobre todas las cosas, por ser una buena persona”.


Una docente destacada. Según aseguró el Decano de la FRTDF de la UTN, “como docente, en la cátedra ha demostrado una gran sensibilidad por su conocimiento, por los alumnos y por generar esos caminos para que puedan desarrollar su persona y comportarse como tales, como buenos seres humanos. Eso es todo para un docente que va a desempeñar la Magistratura, tal como lo decía el presidente de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, quien dijo que llegar a esta función, tan elevada, es porque Borruto le puso mucha pasión, y mucho amor a lo que hace y lo demuestra con el cariño que los alumnos le brindan después de haber cursado con ella y de haber cumplido con las exigencias que les planteó en la cátedra”.Para Ferreyra, Borruto es una de esas docentes que son queridas en la Universidad y querida por su trayectoria judicial y por la calidad de vecina que es, en la ciudad de Río Grande. Además por su humildad, su buena predisposición en atender los problemas, aquellos más simples, de las personas también más simples, sin ponerse en la cúspide de nada. Es una de esas personas que siempre está al lado del prójimo, para ayudarlo en lo que se pueda”.


Un orgullo de la UTN Mario Ferreyra finalmente se mostró orgulloso con este nuevo desafío de la Dra. Borruto. “Me siento complacido por cuanto puedo cumplir con las misiones y funciones que la Universidad me ha encomendado aquí en Tierra del Fuego. Por la cantidad de profesionales, por la creación de los colegios donde los alumnos que se gradúan en el secundario, entre los que se encuentran los hijos de la Dra. Mariel Borruto, son casi todos profesionales, y esta es una tarea que hay que llevarla adelante con mucha dedicación, mucha pasión y mucho amor por el otro.

Después de todo, nos tenemos que reconocer como seres humanos para dar cumplimiento a aquellos mandamientos de fe y también profesionales. Es cumplir con una misión que nos asigna nuestro país a través de la universidad”.