El juicio por delitos contra la integridad sexual ingresa en la etapa final

El juicio oral y no público que se sigue a un hombre imputado de cometer delitos contra la integridad sexual agravado, reiterado en concurso real con abuso sexual simple en grado de tentativa se reanudará este jueves, cuando el Defensor Oficial, Doctor Mariano Sardi alegue en su defensa.

Este miércoles el Fiscal Jorge López Oribe solicitó se le aplique la pena de 4 años de prisión y que se lo someta a tratamiento psicoterapéutico cognitivo por sus desviaciones de personalidad, de acuerdo con el pronunciamiento del médico psiquiátrico forense, por los delitos de tentativa de abuso sexual simple, tenencia de pornografía infantil, facilitación de pornografía infantil a menores de edad.

Se estima que al finalizar la etapa de alegatos los jueces del Tribunal de Juicio le den la oportunidad de manifestar sus últimas palabras al imputado antes de conocerse el veredicto.

En esta jornada de miércoles en primer término, el médico psiquiatra forense Doctor José Gabriel Pérez Artaso; el perito informático Matías Taborda junto a un efectivo de la División Delitos Complejos de la Policía Provincial, quienes tuvieron a cargo la tarea de analizar los equipos celulares secuestrados al imputado y 2 policías que detuvieron al enjuiciado en la Margen Sur dieron su testimonio. El resto de los testigos previstos fueron desistidos por acuerdo de las partes.

En la apertura de las audiencias, el imputado se negó a declarar en la indagatoria. Luego se proyectó en el recinto las imágenes fílmicas con las declaraciones de las 4 víctimas.

El hombre (21) está sometido a juicio por cinco hechos, ocurridos entre mayo y junio de 2018, en el barrio Margen Sur de Río Grande.

El primero de ellos ocurrió el 28 de mayo, alrededor de las 18.35, cuando una niña de 12 años salía de comprar de un kiosco y el hombre la interceptó y le mostró en la pantalla de su celular la “imagen de una persona menor de edad que se encontraba sobre una cama desnuda en postura predominadamente sexual”, detalló el fiscal de la causa, Jorge López Oribe, en su requerimiento de elevación a juicio.

Además, al imputado se le recrimina haber intentado abusar sexualmente de la niña de 12 años, tras haberle mostrado la imagen mencionada, “al haberla sujetado de su muñeca izquierda e intentando tocarle las partes íntimas”, situación que la menor no permitió ya que empezó a gritar y le pegó una patada para luego salir corriendo.

Por otro lado, el siguiente hecho ocurrió el 4 de junio, a las 18.20, y se acusa al imputado de haber mostrado a otra niña de 12 años, un vídeo con contenido pornográfico, cuando ésta se encontraba en una garita de colectivos; tal situación motivó que ella huyera corriendo de ese lugar.

El otro hecho que se le atribuye al hombre de 21 años, ocurrió el mismo día, pero 15 minutos mas tarde, y consiste en haber exhibido a una niña de 11 años imágenes pornográficas -mientras ésta se encontraba en compañía de su hermanita de 6 años-, cuando se dirigían a su domicilio, luego de la salida del colegio.

Por último, se le reprocha tener en su poder pornografía infantil, es decir representaciones de personas menores de 18 años (incluidos niños y niñas menores de 13 años).

La posesión de las imágenes se constató el 9 de junio, en horas de la madrugada, cuando se procedió a la detención del imputado y se le secuestraron dos aparatos celulares.

Para el fiscal López Oribe, los hechos descriptos deben atribuirse a las figuras de “facilitación de representaciones de menores de 18 años de edad dedicados a actividades sexuales explicitas y/o exhibiendo sus partes genitales y/o en posturas sugestivas con fines predominantemente sexuales, reiterado (hecho 1 y 4), suministro de material pornográfico a una menor de 14 años (hecho 3), tenencia de representaciones de menores de 18 años de edad dedicados a actividades sexuales explícitas y/o exhibiendo sus partes genitales y/o en posturas sugestivas con fines predominantemente sexuales (hecho 5), todas agravadas por haber sido cometidas contra personas menores de 13 años y que concursan en forma real entre sí. A su vez, estas figuras concursan en forma material con el delito de abuso sexual simple en grado de tentativa (hecho 2)”.

El Tribunal de Juicio lo preside el juez Eduardo López, con las vocalías de los doctores Daniel Ernesto Borrone y Juan José Varela.