El Ministerio de Educación lanza el programa Acompañar para los que no pudieron continuar las clases

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, conformó ayer a la tarde la mesa intergubernamental e intersectorial del programa Acompañar: Puentes de Igualdad, que fue aprobado el 26 de agosto en la asamblea del Consejo Federal de Educación y que busca dar una respuesta a los alumnos que suspendieron su asistencia a clase.

 El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, conformó ayer a la tarde la mesa intergubernamental e intersectorial del programa Acompañar: Puentes de Igualdad que fue probado el 26 de agosto por unanimidad en la asamblea del Consejo Federal de Educación y que busca dar una respuesta a aquellos alumnos que suspendieron su vínculo con la educación.

Este programa «se propone asociar los esfuerzos de las distintas áreas de gobierno, y potenciar de manera articulada iniciativas de los actores y sectores sociales identificados con el derecho a la educación para que, en cada territorio, se dé un acompañamiento integral a las trayectorias escolares de niñas, niños, adolescentes y jóvenes».

El ministro de Educación, Trotta explicó: «La iniciativa busca ofrecer herramientas para que todas y todos los niños, niñas y adolescentes reanuden su vínculo con la escuela, que por diversas razones se ha visto complejizado por la pandemia. La conformación de la mesa tiene como objetivo disponibilizar y articular los programas, proyectos y recursos existentes en cada dependencia de Gobierno y en cada territorio”.

Marisa Graham, Defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación,sostuvo: «Creemos que es una gesta patriótica, debemos ir a buscar a las niñas, niños y adolescentes que quedaron fuera. Las desigualdades en la Argentina son profundas, no hay que estigmatizar regiones. Por eso hablamos de puentes, un puente que tiene que cruzar hacia otro lado y ser de doble vía. El desgranamiento es mayor en los sectores más vulnerables, por lo que debemos trabajar sin discriminación, y que la escuela sea un espacio simbólico de contención, de acompañamiento y de pertenencia».

El programa Acompañar consta de diversas acciones, dentro de las cuales se destacan: la identificación y geolocalización de los estudiantes que interrumpieron el contacto con la escuela, constituir mesas de articulación con todos los representantes locales, distritales y provinciales, la puesta en marcha en la escuela de proyectos institucionales y diversificación de propuestas pedagógicas para la revinculación de los estudiantes, y armar equipos de referentes territoriales abocado a acompañar a cada estudiante para revincularlo con la escuela.

También proponen el lanzamiento del Proyecto CERCA para la creación y fortalecimiento de centros educativos y recreativos comunitarios que promuevan la continuidad o re-establezcan trayectorias educativas y promover la formación y acompañamiento a docentes, equipos pedagógicos escolares, equipos de orientación, tutores, equipos directivos y supervisores.

Por otra se planteó organizar un Programa de Terminalidad de la escuela secundaria con tutorías semipresenciales y ampliación del Sistema de Educación a Distancia (SEAD) y una Mesa Nacional de Transformación de la Escuela Secundaria, multisectorial, y Foros de jóvenes para que puedan actuar como referentes de otros jóvenes, en coordinación con el INET, INFOD y las universidades nacionales.