En el conflicto de Mirgor dictaron la conciliación obligatoria

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria, con lo cual las partes deben retrotraer sus medidas al inicio del conflicto, para dar lugar a negociaciones. El viernes la empresa difundió un comunicado explicando que la “compañía considera que las medidas adoptadas son inexplicables y desmedidas”.

El pasado viernes, el Ministerio de Trabajo de la Nación tomó intervención en el conflicto suscitado en la fábrica Mirgor, de Río Grande, dictando la conciliación obligatoria por la cual determina retrotraer la situación de los empleados a antes de producirse el anuncio de los 180 despidos del turno mañana.


De esta forma, desde este lunes los operarios afectados por la medida deberían retomar a sus puestos de trabajo de manera normal, mientras se abre un plazo de negociaciones en torno al reclamo por el cual se produjo la medida de fuerza que realizaban los operarios, que piden el pago de un premio anual.


Cabe indicar que mediante un comunicado de prensa, el Grupo Mirgor, anunció públicamente el despido de 181 trabajadores del turno mañana y explicó las razones de la medida.


“Desde el día miércoles 23 de octubre, nuestra Planta automotriz se encuentra con paro total de actividades como consecuencia de una medida de fuerza adoptada por 181 trabajadores. En el transcurso de la mañana de ayer, los trabajadores se autoconvocaron a una asamblea sin fin, exigiendo el pago extraordinario de $100.000; que supondría para la compañía duplicar el monto ya acordado del Premio, que Mirgor abona rigurosamente todos los años”, indica el comunicado.


En otro párrafo el comunicado puntualiza que “en 2019, atendiendo la delicada situación que viven los trabajadores y al pedido de la organización gremial UOM, la empresa anticipó y accedió a pagar la totalidad del premio en el mes de junio. Por este motivo, la compañía considera que las medidas adoptadas son inexplicables y desmedidas”.


“La falta total de diálogo, y la intransigencia demostrada en estos días para nada concuerda con la relación que la empresa ha mantenido siempre con el gremio y sus trabajadores, y obligó a tomar medidas extremas, no deseadas, pero que la situación lo exigía”, indica el documento de la empresa firmado por el licenciado Miguel González, director de Recursos Humanos de la firma.


Agrega que “es lamentable que en momentos donde debemos poner el hombro entre todos para mantener las fuentes de trabajo en la isla, se sucedan este tipo de acontecimientos, pero queremos dejar en claro que la empresa no puede hacer frente a este tipo de exigencias desmedidas, que no se corresponden con la realidad de la industria fueguina, ni del panorama de la industria automotriz que tuvo una caída en la producción de más del 35% en lo que va del año”.


Para finalizar, el comunicado de la empresa señala “su profunda preocupación por las consecuencias imprevisibles que la persistencia de esta situación generará, tales como: interrupción de la cadena de suministro de las principales terminales automotrices del país y cesación (cierre) de actividades de este pionero establecimiento industrial”.


error: Content is protected !!