En Tierra del Fuego la política de Bertone/ Arcando es ajuste y represión.

La escuela dónde pretenden inaugurar el ciclo lectivo tiene más efectivos policiales y blindaje que una cárcel de máxima seguridad.

Los funcionarios que cobran como reyes pero pretenden docentes pobres no llevan propuestas salariales a las mesas de negociación que ellos mismos convocan, pero a donde van lo hacen rodeados de efectivos policiales, de uniforme y de Civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.