Estuvo detenido y ahora la corte lo desvinculo del caso

Franco Lazarte estuvo desde mayo a diciembre de 2017 encarcelado por los delitos de abuso y homicidio de sus dos hijos de 5 y 3 años de edad quienes fallecieron en un incendio. Ahora, el cuerpo médico de la Corte Suprema desestimó las únicas pruebas que lo incriminaban.

A dos años y cinco meses de ocurrido el hecho, las únicas pruebas que incriminaban a un joven por el presunto abuso y homicidio de sus pequeños hijos, que murieron en un incendio en Río Grande, fueron desestimadas por peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por lo que el caso va a camino a ser cerrado con el dictado de un sobreseimiento.


Franco Lazarte (26), estuvo detenido durante casi siete meses (desde mayo a diciembre de 2017), procesado por los delitos de “abuso sexual agravado con acceso carnal” y “doble homicidio culposo”. Tras recuperar su libertad, se aguardaba con expectativa los resultados de una revisión que se hizo sobre las pruebas de la perito forense del Poder Judicial de la provincia, en las que se determinaban presuntos rastros de semen en la niña y lesiones en los dos pequeños fallecidos; concluyendo que ambos habían sido abusados.


En las últimas horas se conocieron los resultados a los que concluyeron los peritos de la Corte Suprema, las que fueron publicadas en las redes sociales por el abogado Francisco Giménez quien estaba a cargo de la defensa de Lazarte.


“El cuerpo médico forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación informó que el esperma que acá la forense vio, era en realidad un fluido del propio cuerpo de su hija y que las lesiones de abuso eran lesiones de quemaduras. ¿Se puede cometer semejante error y que nadie se responsabilice?”, publicó en las redes sociales el abogado.


El abogado recordó que la Justicia fueguina “encarceló a un humilde trabajador, lo acusó de violar y asesinar a sus 2 hijos prendiendo fuego la casilla de cartón donde vivían. Filtró a la prensa la investigación, informaron que había semen y lesiones por abuso sexual en el cuerpo de sus hijos según la autopsia”.

El hecho

El 13 de mayo de 2017 sucedió un incendio en una precaria casilla ubicada en un asentamiento de la margen sur, en Río Grande, en el cual resultaron con graves quemaduras Franco Lazarte, de 5 años de edad, y Emili Celeste Lazarte, de 3 años de edad. Ambos fallecieron en el Hospital producto de las heridas sufridas.


La causa estuvo a cargo del doctor Sergio Diéguez, quien subrogaba en ese entonces el Juzgado de Instrucción en turno. Con las conclusiones de la perito forense que realizo la autopsia en los niños, resolvió el procesamiento, con prisión preventiva, de Franco Lazarte, medida que fue apelada por el defensor oficial, Mariano Sardi.


Tiempo más tarde, la defensa la asumieron en forma conjunta los abogados particulares Francisco Giménez y Pedro Fernández, quienes pidieron a la Sala Penal revocar la prisión preventiva que pesaba sobre su defendido, entendiendo que no existía riesgo procesal, planteo que fue atendido por los Jueces del Tribunal de Alzada, quienes en diciembre resolvieron concederle el beneficio de la excarcelación.


Lazarte estaba esperando en libertad la continuidad del proceso, entendiendo que su caso sería elevado a juicio oral y público. Sin embargo, en las últimas horas, con los resultados del cuerpo médico del máximo órgano judicial se confirma su total inocencia en los hechos por los que estuvo imputado.


El abogado Giménez recordó que “Lazarte la pasó de la peor manera en la cárcel, los internos le aplicaron el código carcelario que se aplica a todo acusado de violar y matar a sus hijos, le prohibieron ir al velorio y fue al cementerio esposado y custodiado, perdió su trabajo y su foto salió en todos los medios”.


El abogado concluyó expresando: “La Justicia fueguina lo acusó de violar y asesinar a sus hijos. Siempre fue inocente. Alguien debe hacerse responsable”.


error: Content is protected !!