EVACÚAN LA BASE ESPERANZA EN LA ANTÁRTIDA TRAS 24 CASOS DE COVID-19

Ocurrió en la Base Esperanza, ubicada en el extremo sur del continente helado. Los no inoculados estaban desde 2020, cuando no había vacunación.

La variante Ómicron del Covid-19 es tan contagiosa y se expande de tal forma, que llegó hasta la Antártida. Ocurrió en la Base Esperanza, donde bajo condiciones climáticas «complicadas» lograron ser evacuados 9 personas que no estaban vacunadas, por haber estado allí desde antes de distribuirse las vacunas.

La evacuación, realizada el sábado pasado pero difundida hoy, se decidió justamente por su situación de riesgo, y apenas al llegar a Buenos Aires fueron llevados al Hospital Militar. De todos modos, ninguno enfermó, cuatro ya están en sus casas y cinco, por ser del interior, completarán el aislamiento en el Hospital donde permanecen asintomáticos.

De esta forma, el Covid-19 -presumiblemente en su muy contagiosa variante ómicron- se metió así en una base antártica argentinas por primera vez en la pandemia.

La Base Esperanza está situada en el extremo noroeste de la Península Antártica y es una de de las seis bases permanentes y de las más notorias, porque allí residen familias durante un año y funciona la escuela «Raúl Ricardo Alfonsín», un mojón de la soberanía nacional en ese territorio, que depende orgánicamente de la provincia de Tierra del Fuego.

En Base Esperanza había 43 personas entre científicos y militares de las dotaciones entrante y la saliente, ya que las familias llegarán recién en marzo, y hubo 24 contagiados, según voceros del Estado mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

El miércoles de la semana pasada se reportó una persona con fiebre y dolor de cabeza, se ordenó hacer el test de antígenos, y a las cuatro horas ya había seis positivos. En el primer día los contagiados ya sumaban 13, que llegarían a 24. Por la situación de los no vacunados -no existía la vacunación cuando inició la campaña anterior- el Estado Mayor Conjunto decidió activar dentro del protocolo para la Antártida, la “maniobra de evacuación”, que se hizo el sábado pasado.

“La Base Marambio se preparó para un eventual aislamiento de la gente que iba a llegar. De Marambio salieron dos helicópteros Bell-212 que operaron al límite, con una ventana de solo media hora. En simultáneo salió un avión Hércules desde Río Gallegos también con una ventana muy acotada», se señaló, en referencia a que la meteorología adversa impide muchas veces aterrizar en Marambio, y el avión debe regresar al continente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.