La fiscalía solicitó 8 años de prisión a los dominicanos

En su alegato, la doctor Laura Urquiza solicitó que Leonardo Rodríguez Rosario, su hijo Miguel Rodríguez Parra y Robin Minaya Bonilla, sean condenados a la pena de 8 años de prisión por considerarlos co autores del delito de homicidio en gravo de tentativa. Desde la defensa se pidieron absoluciones y sólo en el caso de Rodríguez Parra, consideró que de ser condenado debe ser por el delito de lesiones graves.

La de Río Grande, fiscal Laura Urquiza, solicitó que los ciudadanos dominicanos Leonardo Rodríguez Rosario, su hijo Miguel Rodríguez Parra y Robin Minaya Bonilla; sean condenados a la pena de 8 años de prisión, por el delito de homicidio en grado de tentativa, considerando que los tres acusados están en igual grado de responsabilidad.


Para la fiscal Urquiza quedó totalmente probado durante el desarrollo del juicio oral contra los tres imputados son autores material y penalmente responsables de atentar contra la vida de Luis Haro, quien fue baleado durante una persecución y recibió una grave herida de bala en la zona de la cabeza que puso en riesgo su vida, en un hecho sucedido en noviembre de 2016.


La representante del Ministerio Público ratificó ante el Tribunal de Juicio en lo Criminal que en esta causa no es posible hacer lugar a un acuerdo económico, como el que plantearon la defensa y la querella, que pretendían desistir del proceso, a cambio del pago de 380 mil pesos que la víctima del hecho había aceptado a través de su abogado, el doctor Daniel Mandolini.
Sobre el hecho ocurrido hace casi tres años atrás, la fiscal Urquiza indicó que Miguel Rodríguez Parra conducía el vehículo en el cual iniciaron la persecución para dar alcance a Luis Haro, en tanto que ubicó a Bonilla Minaya y a Rodríguez Rosario como los autores de los disparos, con un arma de fuego.


En el proceso de la causa y durante el desarrollo del juicio, personal de la Policía Científica corroboró que Bonilla Minaya es el que más comprometido está, porque al momento de ser detenido tenía en sus manos restos de deflagración de pólvora, corroborando que había detonado un arma de fuego.

Absoluciones y pena mínima

Al hacer sus alegatos, el defensor oficial, Alejandro Nacaratto, consideró que no quedó probada la participación de Leonardo Rodríguez Rosario y Robin Minaya Bonilla, considerando que la fiscal Laura Urquiza no pudo acreditar con suficientes pruebas la imputados de ambos.


Respecto al otro acusado, Miguel Rodríguez Parra, el defensor sostuvo que en el caso que el Tribunal de Juicio considere que debe ser condenado, la misma debe ser en orden al delito de “lesiones graves”, al puntualizar que no se pudo acreditar el dolo, es decir, que haya existido intención de matar a la víctima.


Con los alegatos cumplidos, el Tribunal de Juicio resolvió hacer un cuarto intermedio hasta el lunes de la semana próxima, en que escuchará las ultimas palabras de los acusados y procederá a dictar veredicto.


error: Content is protected !!