Lo que se viene: Canasta escolar con subas superiores a la inflación

Las estimaciones nacionales hablan de una canasta escolar (sin indumentaria ni calzado) que arranca en los $8.000 y puede superar los $40.000 dependiendo la calidad de los artículos y el nivel educativo al que concurra el alumno. Los valores reales se pueden llegar a tener, recién cuando arranque febrero. Hay productos que aumentaron un 75% y otros hasta 190% por ser importados. El promedio de la canasta escolar a diciembre fue del 107%.

Marzo está a la vuelta de la esquina, y si bien las vacaciones están en su apogeo, a días de que comience el mes de febrero, las familias previsoras ya comienzan a realizar sus cálculos para vestir y equipar a sus hijos para el primer día de clases.

El 2022 cerró con una inflación del 95,8% a nivel global. Pero, al momento de tener que comprar la indumentaria y útiles escolares, el desembolso será muy superior a ese índice. De hecho, el rubro prendas de vestir y calzado creció 121,6% en la región de la Patagonia a lo largo del año pasado.

Para algunos, el incremento estimado para la canasta escolar, superior al 110%, sorprendió, aunque no tanto. En tiempos de inflación las distorsiones en los precios es más que habitual. Y en el sector textil y las librerías, el componente importado también está presente.

Daniel Iglesias López, presidente de la Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines (CAPLA) explicó las subas, atribuyéndolas primordialmente a los cambios en la regulación para importaciones, en cuanto a los plazos de financiamiento obligatorio de 180 días que se impone. “Los importadores comenzaron a formar el precio del dólar que ellos consideraban que iban a terminar pagando. Ahí se desmadró todo” señaló el ejecutivo, en su momento al diario Crónica.

Las estimaciones nacionales hablan de una canasta escolar (sin indumentaria ni calzado) que arranca en los $8.000 y puede superar los $40.000 dependiendo la calidad de los artículos y el nivel educativo al que concurra el alumno. Los valores reales se pueden llegar a tener, recién cuando arranque el mes de febrero, cuando las ofertas estén en plenitud en todos los comercios del rubro.

Adelantados

Un relevamiento en Caleta Olivia realizado por La Opinión Zona Norte, dio cuenta de que aún no está la oferta plena. En algunos casos el stock de mercadería (y por ende los precios) lo estarán recibiendo sobre finales de esta semana o la próxima. En los supermercados las góndolas “escolares” también se verán en unos días más.

En otras localidades, algunos comercios buscaron adelantarse a la temporada y se encontraron que no hay tanta oferta de mercadería. “Falta materia prima e insumos para poder fabricar algunos productos nacionales”, advirtieron desde las cámaras empresariales.

Pero en las plataformas electrónicas todo está disponible. Y de ahí surgen las estimaciones de valores que se ajustará en más o menos, en sólo un par de semanas. Pero… ¿se puede ahorrar en estos tiempos? Claro que sí, y el tiempo termina siendo el mejor aliado.

Ahorrar es posible

Las consultas ya comenzaron a realizarse y para los que saben qué deben comprar, en una época inflacionaria como la que transita la Argentina, hacerlo antes ayuda a que el impacto en el bolsillo sea más bajo.

Pero la clave para poder ahorrar es darse el tiempo para navegar, recorrer y comparar. Es que desde el útil más básico como puede ser un lápiz negro o un sacapunta, hasta la mochila o el guardapolvo, el más económico puede valer de entre 4 y 6 veces menos que el más caro. Depende del lugar, la marca, la cantidad y calidad.

Conocer qué pedirá la escuela para comenzar el año también es de gran ayuda. Incluso, dependiendo el nivel educativo y el uso de algunos artículos, si la billetera lo permite, hacer las compras para medio año o el año completo, puede significar un ahorro más que importante, ya que este mecanismo permitiría stockearse en los negocios mayoristas.

Así cuadernos de tapa dura, lápices negros y de colores, gomas de borrar y plasticolas, son elementos básicos para los chicos que están en los primeros grados de la escuela.

Los block de hojas rayadas y cuadriculadas, carpetas de 3 anillos, lapicera azul, folios y marcadores se suman al listado para los alumnos de 4° a 7° grado.
Cuadernos espiralados, resaltadores, corrector, microfibras y rótulos aparecen con mayor demanda en el nivel secundario. Tenerlos en cantidad y más si hay más de un hijo en la casa en edad escolar, permite ahorrar unos cuantos billetes.

Lo más seguro es que a mediados de febrero o finales de mes, tanto a nivel nacional como provincial se lance una canasta escolar a precios cuidados. Si la misma incorpora la indumentaria requerida será el momento ideal para adquirirla. Es que la realidad marca que la indumentaria y calzado será lo que más “duela” en la economía del hogar a la hora de preparar el regreso a clases.

Y si el regreso de las vacaciones dejó el bolsillo un poco alicaído, una buena noticia es que las tarjetas de crédito siguen ofreciendo muchos planes de financiación y estar atentos a las promociones de las entidades bancarias, tampoco es mala idea. “El consejo para los papás es hacerse el tiempo necesario para hacer las compras, pensando en recorrer y elegir el mejor precio” coincidieron los comerciantes y tienen razón.

Fuente: Info3Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.