“NOSOTROS NO SOMOS JUECES DEL ACCIONAR DE LAS PERSONAS, SOMOS UN EQUIPO DE PROFESIONALES QUE TRABAJAMOS POR LA REINSERCIÓN Y REINCLUSIÓN DE VECINOS”

“No podemos prejuzgar, discriminar, segregar a aquel que ha tenido una problemática porque, precisamente, nuestro desafío de todos los días es trabajar para esa nueva vida de ese vecino que requiere asistencia”.

La secretaria de Promoción Social, profesora Gabriela Castillo, lamentó la actitud y declaraciones del secretario de Seguridad de la Provincia, Ezequiel Murray, quien cuestionó que uno de los sospechosos de un robo producido en la ciudad estuviera alojado en el Albergue Integrador “Nueva Esperanza” que el Municipio de Río Grande tiene en funcionamiento para asistir a personas en situación de calle.

“Aquellos que nos debemos al trabajo por los vecinos, lo tenemos que hacer sin una mirada discriminadora, segregacionista”, sostuvo la funcionaria municipal quien recordó que “el Albergue municipal es para personas en situación de calle, que en mucho casos tienen problema de consumo problemático, de alcohol y en algunos casos de sustancias psicoactivas, y precisamente ahí es donde llegan, asumen compromisos, empiezan un tratamiento, interviene el área de Promoción Familiar con trabajadores sociales, el acompañamiento en salud -en el caso de que lo necesiten-, se hace la admisión en el equipo de Prevención en Adicciones y comienza a trabajar la Psicóloga, los operadores. Se trata interdisciplinariamente en esto de cómo plantea una nueva vida a partir de la historia que trae la persona y que es distinta en cada uno de los alojados. Hay tanto personas jóvenes como adultos mayores, algunos con situación de enfermedad crítica”, detalló.

La profesora Castillo recordó además que en el Albergue estas personas “son acompañadas en todo lo que necesitan, no sólo en la cobertura material, sino también en todo aquello que tiene que ver con su problemática psicosocial que lo ha llevado a estar excluido del mundo, del trabajo, de no poder garantizar sus condiciones de habitabilidad, que no tienen familia o así tengan familia en la ciudad están excluidos por alguna problemática de ese seno familiar y trabajamos en la re vinculación cuando esto es posible, en el reencuentro con sus familiares aún cuando no están en la provincia”.

Por eso, la Secretaria consideró “muy triste, grave y lamentable que las políticas públicas las estemos pensando para una parte de la sociedad, solamente para las personas que no tienen conflicto con la Ley”.
En el trabajo diario de los profesionales de la Secretaría de Promoción Social, “el abordaje es integral, con un plan de intervención con cada una de las personas, este Albergue es una casa de libertad con lo cual hacen uso de su tiempo libre, hay un horario de pernocte, estas personas colaboran con las obligaciones de la casa, como cualquier familia, hacen la comida, se organizan en turnos para mantener la limpieza, son compromisos que asumen en función de este acompañamiento que les ofrece el Municipio”.

“Cuando avanzan en esto de ya no tener problemas de consumo salen del Albergue Integrador Nueva Esperanza para pasar a la Casa Nueva Vida en donde ya no hay operadores las 24 horas, son autónomos, pueden entrar y salir, manejar la llave del lugar y próximo a eso es el proceso hacia la externación, cuando ya se van a vivir de manera independiente garantizando por sus medios su subsistencia”, amplió.
En cuanto al cuestionamiento del secretario Ezequiel Murray relacionado a la falta de pedido de certificado de antecedentes, la profesor Castillo indicó que desde el Ejecutivo municipal no se piensan políticas públicas exclusivamente para aquellos que no tienen problemas legales.

“Los vecinos con antecedentes, no dejan de ser vecinos de la ciudad. No se pide certificado de antecedentes porque precisamente en una política clara de inclusión y de trabajo por la promoción, nos debemos a todos los vecinos, independientemente de la historia pasada de cada uno, no podemos prejuzgar, discriminar, segregar, a aquel que ha tenido una problemática, porque -precisamente- nuestro desafío de todos los días es trabajar para esa nueva vida de ese vecino que requiere asistencia”.

“No estamos apañando situaciones contrarias a la Ley – aclaró Castillo-, cada uno de los equipos de trabajo de violencia trabaja en la misma línea y tiene que ver con acompañar para salir adelante en la dificultad que hoy tienen estas personas”.

“En su tiempo libre pueden visitar un amigo, ir al médico, a cubrir una changa que consiguieron porque estoy comenzando con la reinserción laboral, cada uno elige en su tiempo libre qué hacer, indudablemente hay gente que puede también no elegir buenas conductas, pero es una decisión individual y lo comprende la Justicia en términos del proceso que lleva adelante”, recalcó la Secretaria de Promoción Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.