Se paraliza la actividad judicial

Una asamblea de trabajadores enrolados en el gremio judicial SEJUP resolvió en asamblea decretar un paro para el miércoles 14. El gremio UEJN ya había resuelto un paro para esa jornada y el jueves 15.

El gremio de SEJUP, en su asamblea de ayer a la mañana, resolvió parar el miércoles 14 por la demanda de una recomposición salarial para la segunda parte del año.


La modalidad del paro será sin asistencia a los lugares de trabajo, buscando mantener las guardias mínimas en todos los juzgados. Asimismo, para el jueves, este gremio resolvió llevar a cabo asambleas con retención de tareas.


Por Radio Universidad, el secretario general de la UEJN, Luis Bechis, destacó el alto acatamiento del paro del miércoles pasado y lo consideró “una medida positiva”. 


“Los compañeros realmente tomaron conciencia de la realidad económica, de la pérdida de poder adquisitivo, de los salarios que están muy por debajo de la canasta familiar. Vieron que seguimos con la injusticia de que hay algunos que tienen la posibilidad de tener una carrera judicial distinta de otros, porque algunos tienen que cumplir un montón de requisitos, tener años de permanencia en la categoría para poder ascender, y para otros el jefe les da el reacomodamiento en el escalafón”, cuestionó.


Dio cuenta del malestar que están provocando los ingresos sin concurso y los ascensos en algunos sectores, como la competencia directa del área del Superior Tribunal de Justicia; mientras el resto sigue esperando la recategorización. “Esto molestó mucho y en el último tiempo hubo un 30% de promocionados. Seguramente ellos no acompañaron la medida de fuerza, también hay sectores que trabajan en áreas administrativas del Superior Tribunal y por cuestiones particulares es difícil que acompañen, pero en la parte judicial tuvimos un respaldo importante”, dijo.


“Hay sectores que, a pesar de los aprietes, no se presentaron y adhirieron a la medida, y otros que cumplieron con lo que ordenaba el jefe. Hubo muchas unidades funcionales donde adhirió la totalidad de los empleados. En la parte jurisdiccional, estimamos un 70 u 80% de acatamiento y en los administrativos del Superior Tribunal fue bajo el porcentaje, de un 20 ó 30%. Por eso hay que determinarlo por sector laboral, porque hay sectores donde es difícil que acompañen”, sostuvo.


En la asamblea del jueves se acompañó la nueva medida de fuerza para esta semana. “Ya se informó al Superior Tribunal que habrá otro paro, esta vez de 48 horas, para el 14 y 15 de agosto. Estamos llegando al cierre de novedades de agosto y, si no tenemos una respuesta económica antes de la fecha de cierre, ya perdemos un mes más”, advirtió. 


“Hay muchos compañeros que están viviendo con un mes adelantado, porque están pidiendo adelanto de sueldo. Nosotros estamos acertados en el planteo y nos acompañan muchos compañeros que están convencidos de que es un derecho constitucional la medida de fuerza”, subrayó.


Si bien no se habla de un porcentaje determinado de aumento, aspiran que vaya de acuerdo a “la inflación anual”. “Hoy un ingresante está cobrando entre 40 y 42 mil pesos, y es el 40% de la planta la que tiene ese salario, porque la mayor cantidad de empleados son oficiales y ayudantes. Los que menos ganan son los que nos preocupan y nos ocupan como gremio.

Queremos un incremento salarial acorde a la inflación anual, y también queremos respuestas en otras cuestiones referidas a concursos, ingresos y algunos adicionales postergados a los compañeros judiciales”, concluyó.

error: Content is protected !!