TOLHUIN: No hubo nuevos casos pero perjudica la apertura de la ruta, señalo Alvarez

El director del centro asistencial confió en lograr estabilizar la situación en Tolhuin, dado que no hubo nuevos casos, pero advirtió sobre el perjuicio que acarrea la apertura de la circulación por la ruta 3. Ya tuvieron que atender accidentes de tránsito y esto implica que una parte del equipo deba abocarse a los traslados.

Remarcó que la jurisdicción es muy grande para el personal del centro y lamentó que “no fueron escuchados” cuando pidieron que no se abriera la circulación. También expuso que hay vecinos de Ushuaia o Río Grande que dejan el auto en la banquina e ingresan a la localidad y apeló a la responsabilidad social.

El director Asistencial del Centro Asistencial Tolhuin (CAT), Sergio Álvarez, fue consultado por Radio Universidad 93.5 sobre la situación epidemiológica, y aseguró que “esta semana fueron días de tranquilidad, por suerte. Hasta la semana pasada tuvimos 48 casos activos y se dieron 19 altas. Estamos en 34 casos positivos activos, de los cuales 12 fueron derivados a Ushuaia y uno ya tendría el alta hoy. La situación está bastante compleja en el hospital de Ushuaia, pero hubo un descenso significativo de los llamados al 107, y parecería que la situación está controlada”.

“El lunes tuvimos un solo caso sospechoso y uno con síntomas, y el martes ninguno. Eso es muy bueno, porque hemos llegado a tener 50 llamadas en un día por síntomas. La semana pasada fue tremenda para nosotros, porque veníamos con casos esporádicos y tuvimos un avance muy grande, con muchísimo trabajo. Por suerte la decisión de cerrar la circulación nos permitió tomarnos un tiempo. Esta situación se va a prorrogar 15 días más y esperamos que bajen los casos”, deseó.

Recordó que “hasta las 21 horas están abiertos todos los locales comerciales y hasta las 22 horas se permite la circulación, luego no puede circular nadie más, salvo los esenciales y por cuestiones de emergencia. Está restringida y muy controlada la circulación a la madrugada. Los locales están abiertos de 8 a 21 y está prohibida la actividad deportiva y las reuniones. Infracciones no hemos tenido. Por suerte durante todo este año hemos podido construir un respeto de la sociedad a la norma, a las decisiones del COE municipal, y las acciones se tomaron para cuidar a la gente y brindarnos la posibilidad como centro asistencial de manejar esta situación que tuvimos particularmente la semana pasada. El vecino tolhuinense se cuida”, destacó.

Respecto de los suministros a la ciudad, dijo que “los proveedores tienen un protocolo establecido por la municipalidad, con un horario de ingreso y de salida, que le permite a los comerciantes tener acceso a la mercadería. Se realiza el protocolo, se toma la temperatura y todo lo relacionado con la prevención de COVID”.

Perjudicados por la apertura

En cuanto al impacto de la apertura de circulación por la ruta 3, advirtió que “es bastante y ya lo planteamos cuando estaba prohibido el ingreso y cuando se amplió la zona hasta Puente Justicia, porque mucha gente pasó de esa jurisdicción y entró a Tolhuin. También hemos tenido que concurrir a accidentes en Puente Justicia, llevando nuestro móvil para el traslado de la persona accidentada, porque es nuestra zona de cobertura. Nosotros no tenemos muchos médicos, somos 20 enfermeros en total y cinco médicos. Hacer un traslado a Río Grande implica un enfermero, un médico y un chofer, por tres horas entre ida y vuelta, hasta que se atiende el paciente. Cualquier apertura en la ruta nos significa a nosotros contar con un equipo menos, así que nos trajo algún dolor de cabeza”, manifestó.

“También muchas personas dejan sus autos en la banquina y entran a Tolhuin, inclusive hubo multas en ese sentido a un vecino que permitió el ingreso de un ciudadano de Ushuaia. Hubo también un accidente en un terreno cercano, dentro del ejido de Tolhuin. Se interpreta que Tolhuin empieza desde la estación de servicio, pero el ejido es grandísimo. La idea es que la circulación no exista en los barrios privados, ni en los loteos u otros lugares que también pertenecen a Tolhuin”, expresó.

La ciudad tiene 14 ingresos en total y el control se complica: “Está la zona de las chacras al norte, donde está el autódromo; luego en medio tenemos la entrada a los aserraderos; tenemos Aguas Blancas. Son muchísimas entradas y nos complica un montón”.

Respecto de si se puede requerir al gobierno un corte de ruta por estas complicaciones, aclaró que “no depende de nosotros. Lo sugerimos en un momento pero no fuimos escuchados. No lo planteamos en el COE provincial porque no nos compete a nosotros, pero sí hemos pedido que no se abra. Entendemos que las situaciones de Ushuaia y Río Grande son más complejas y que la gente necesita salir, y apelamos a la responsabilidad social porque es una decisión personal ingresar a un pueblo cuando saben que no pueden”.

“Tolhuin durante ocho meses estuvo con cero casos, y dependemos de los dos hospitales porque no tenemos terapia intensiva. Luego de este esfuerzo que hicimos durante ocho meses ahora necesitamos de la ayuda de todos para poder sostener la situación de Tolhuin. No entrar sería muy bueno, pero sabemos que en algún momento la ruta se va a abrir mucho más, que Tolhuin también se va a abrir porque tenemos una condición similar a Río Grande y Ushuaia, y lo importante es la responsabilidad social de cada uno y los actos individuales”, subrayó.

En cuanto al equipamiento, dijo que hay “ocho camas en el centro asistencial, con consolas de oxígeno en la cabecera, una cama más en la sala y seis camas en el Polideportivo municipal con tubos de oxígeno y manómetros, que por suerte no ocupamos nunca. Se pidió la incorporación de diez camas más en caso de requerir algún tipo de aislamiento, para tener un mejor control desde el centro. Son 16 camas en el Polideportivo y 9 camas más. Ninguna está ocupada porque no tenemos pacientes internados. Los pacientes que requieren respirador son derivados al segundo nivel de atención, que son los hospitales de Ushuaia y Río Grande. Los que necesitaron mayor complejidad fueron derivados”.

“El centro está conformado para una ciudad de 8 mil habitantes, es un centro periférico con asistencia de emergencias en la ruta. En breve estamos incorporando una pediatra y está pedida la incorporación de dos médicos más. Estamos a la espera de eso, que nos va a aliviar un montón, y contamos con el apoyo de los hospitales y con el traslado del médico en caso de requerirlo. Tenemos seis ambulancias, y una exclusiva para COVID, además un móvil 4×4 para la zona de estancias, porque nuestra zona va de arroyo Los Patos hasta el paso Garibaldi, comprende todo lo que es San Pablo y la ruta 23 hasta el mar, y Corazón de la Isla hasta casi el río Fuego. Con lo que tenemos cubrimos toda esa zona, que es muchísimo. Con la apertura de la ruta, si hay un accidente en Yehuin, tenemos que ir, no nos queda otra y es nuestra responsabilidad como servicio esencial”, concluyó.