UN VELERO ARROJARÁ CARTAS DE FAMILIARES DONDE SE HUNDIÓ EL CRUCERO GENERAL BELGRANO

El velero Galileo, que con seis tripulantes a bordo navega el Atlántico Sur desde el 15 de enero para homenajear a los 323 soldados argentinos muertos en el Crucero General Belgrano durante la Guerra de Malvinas, aguarda condiciones meteorológicas favorables para cruzar desde la Isla de los Estados a Ushuaia, y llegar hasta el sitio exacto donde fue hundida la embarcación militar el 2 de mayo de 1982. Una vez allí, arrojará cartas de los familiares de las víctimas.

Tras haber zarpado desde Bahía Blanca y realizado el lunes el primero de los homenajes en San Juan de Salvamento, donde se encuentra emplazado el mítico Faro del Fin del Mundo que inspiró el libro de Julio Verne, el Galileo se encontraba ayer en Puerto Parry, un apostadero de la Armada Argentina en la Isla de los Estados.

El responsable del proyecto es Nilo Navas, excombatiente de Malvinas y sobreviviente del hundimiento del General Belgrano, quien formó una tripulación integrada por el capitán Andrés Antonini, su hijo Facundo, responsable de la radarización y las comunicaciones, Jorge Patoco, Mario Monserrat, contramaestre, y Matías Miguez, encargado de cubierta y navegante.

El pasado lunes llegaron a Isla de los Estados, la reserva natural de flora y fauna donde el crucero General Belgrano realizó los aprestos finales antes de poner rumbo a las islas Malvinas en época de guerra. “La luz del Faro del Fin del Mundo fue la última imagen de nuestro continente en aquella noche de 1982. En homenaje a ello, los accidentes costeros de la isla llevan el nombre de los héroes”, recordó Navas.

Allí tuvo lugar un “emotivo y sentido acto” donde se colocó una placa con la leyenda: “Las islas Malvinas son argentinas. Honor y gloria a los que participaron en la guerra contra el Reino Unido en 1982”.

La expedición continuó luego hasta Puerto Cook y más tarde arribó a Puerto Parry, última escala en Isla de los Estados antes del cruce hacia la capital de Tierra del Fuego.

El próximo objetivo del Galileo será también el más emblemático: llegar hasta el punto geográfico exacto (latitud 55°24’S y longitud 61°32’W) donde fue hundido el Belgrano por el submarino HMS Conqueror. El lugar será el sitio de un “homenaje marinero” con el lanzamiento al mar de una “caja inviolable” contenedora de cartas escritas por los familiares de quienes perdieron la vida aquel 2 de mayo de 1982.

Pero eso ocurrirá después de que el velero descanse a orillas del Canal Beagle, dentro del club náutico de Ushuaia que aguarda su llegada, y de la despedida que le brindarán los excombatientes fueguinos enterados del viaje.

Fuente: Diario Hoy de La Plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.